Necroturismo, una opción turística escalofriante de cara a Halloween

Escultura en un cementerio

Ahora que se acercan celebraciones como Halloween, que cada vez cuenta con más aceptación en nuestro país, y el día de Todos los Santos, está más enraizada en la tradición católica española, es una buena ocasión para hablar de una variedad turística poco conocida, pero con más adeptos en todo el mundo: el necroturismo o turismo de cementerios. No, no se trata de visitar los cementerios de madrugada a esperar el surgimiento de espíritus inquietos, sino que se trata de conocer las joyas tanto culturales como arquitectónicas que se han ido erigiendo en los camposantos a lo largo de los siglos.

En España existen más de veinte cementerios reconocidos como de interés turístico, pero hay muchos más. Evidentemente, existen cementerios en cada localidad, pero son los más antiguos los que guardan verdaderas obras de arte en forma de estatuas y panteones. Estos elementos funerarios se concibieron siguiendo los cánones estéticos de su época, por lo que hoy podemos disfrutar de auténticas joyas de diversos estilos: romántico, neogótico, neoclásico, art noveau, etc.

Tumbas en un cementerioAlgunos cementerios españoles han sabido valorar este auge turístico para ofrecer visitas guiadas a través de sus tumbas. Es el caso del Cementerio de Monturque, en Córdoba, en las que además del camposanto podremos ver unas cisternas romanas sitas en el subsuelo del propio cementerio. Tambien ofrecen visitas guiadas cementerios como el de Granada, el de Bilbao o los de Monjuic y Poblenou en Barcelona.

A nivel europeo incluso existe una asociación, la Association of Significant Cemeteries in Europe (ASCE) destinada a promover el necroturismo y el reconocimiento de los cementerios como legado cultural, que celebra incluso reuniones anuales. Este año la cita, AGM 2013, se ha celebrado el pasado mes de septiembre en la ciudad holandesa de Amsterdam y el próximo año será en Barcelona. Esta asociación ha elaborado una ruta por los cementerios europeos más significativos, entre los que se encuentran una quincena de camposantos españoles, entre los que destacan algunos como el de La Carriona en Avilés, el de Montjuic en Barcelona, el de Polloe en San Sebastián, el de Derio en Bilbao, el antiguo cementerio de Elche o el San Froilán en Lugo.

Nos acercamos a esa época especial, en la que los antiguos pueblos veían la muerte de la naturaleza con el frío y la oscuridad del invierno, lo que les llevaba a recordar a sus difuntos. De ahí surgió la tradición de la víspera de Todos los Santos, o All Hallows’ Even (Halloween) en la tradición anglosajona. Es una época muy adecuada para conocer el legado histórico, cultural y artístico que reposa en los cementerios, reflejo de la sociedad en la que vivieron las personas que ahora disfrutan en ellos de un descanso eterno.

Una respuesta a “Necroturismo, una opción turística escalofriante de cara a Halloween”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *