Consejos para viajar con personas mayores

Viajar con personas mayores

Viajar es un placer para la mayoría de las personas, pero cuando tenemos que viajar en compañía de nuestros mayores, a veces las cosas se complican un poco. Si viajamos con personas de edad avanzada, a la hora de planificar nuestro viaje hay cuestiones básicas que debemos tener en cuenta, siempre claro está, en función de la edad y del estado de salud de los mayores que nos acompañan.

En Taxiberia ofrecemos la comodidad y el trato personalizado que merecen las personas de edad avanzada, pero siempre hay factores que dependen de los familiares que les acompañan. Por eso hemos querido recopilar una serie de consejos que debemos tener en cuenta a la hora de planificar un viaje con personas mayores:

  • Aunque sea algo de sentido común, comenzamos con una recomendación básica: las personas mayores requieren un trato paciente. No podemos afrontar el viaje como cuando viajamos solos, con prisas a la hora de realizar trasbordos o traslados. Los ancianos no pueden afrontar de la misma forma que nosotros escaleras, rampas, bordillos, etc. Andar con prisas en estos casos puede acabar con una caída o accidente que nos complicará mucho más el viaje. Lo importante es que los ancianos no sufran cambios radicales en sus hábitos de vida.
  • Las personas mayores habitualmente siguen tratamientos médicos que requieren tomar medicamentos de forma periódica. Antes de viajar hay que saber que medicamentos deben tomar nuestros mayores para preparar un botiquín donde no les falte nada de lo que les han prescrito sus médicos.  Además, hay medicamentos que pueden requerir formas especiales de traslado o que no pueden superar ciertas temperaturas, por lo que tendremos que usar recipientes adecuados para transportarlas y que se mantengan perfectamente cuando deban ser usadas. Si viajamos a destinos exóticos, es fundamental enterarse de si son necesarias determinadas vacunas para prevenir enfermedades propias de esos países.
  • Debemos tener siempre en cuenta el grado de movilidad de la persona mayor a la hora de elegir un medio de transporte, un traslado corto, un hotel, una excursión, etc. Tenemos que adecuar el plan de forma que la movilidad no se convierta en un obstáculo a la hora de disfrutar de nuestro viaje.
  • También es importante llevar toda la documentación sanitaria actualizada, como la Tarjeta Individual Sanitaria o la Tarjeta Sanitaria Europea, si el viaje es fuera de España. Es importante asimismo llevar un informe médico actualizado para el caso de que se deba acudir a un centro de salud durante el transcurso del viaje.
  • Debemos tener en cuenta las condiciones meteorológicas de nuestro destino a la hora de planificar un viaje. Así, podremos adecuar el vestuario de las personas mayores a la temperatura y condiciones del lugar al que viajemos.
  • También es fundamental pensar en la alimentación adecuada tanto a la dieta habitual de la persona mayor como a las condiciones climatológicas del destino. Hay que recordar que, para evitar problemas serios como golpes de calor, las personas mayores deben estar convenientemente hidratadas y evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día.
  • Para que las personas mayores no acusen demasiado los cambios de ritmo que supone un viaje, es fundamental adaptar tanto la duración de los traslados como la forma de transporte. Los ancianos deben viajar sin estrecheces, en vehículos donde la comodidad sea el factor fundamental a tener en cuenta y que cuenten con suficiente espacio para que el viaje trascurra con normalidad. Por eso, si es posible, en viajes por carretera es mejor usar un monovolumen o una minivan. No son convenientes traslados largos continuados, por lo que es recomendable realizar paradas frecuentes o, si es posible, realizar el viaje en varias etapas.
  • Por último, es importante tratar que las personas mayores disfruten del viaje tanto como usted. Es importante mantener una actitud positiva en todo momento, dando siempre conversación a las personas mayores y tratando de que se impliquen en todo momento en vivir la experiencia del viaje, sobre todo si se trata de unas vacaciones de varios días.

Viajar con nuestros mayores no debe ser una experiencia negativa. Si seguimos estos sencillos consejos, seguro que disfrutamos de la experiencia tanto como ellos. Hay que tener en cuenta que viajar también supone un estímulo para muchas personas mayores, sobre todo si disfrutan de una buena salud. Y todos nos merecemos unas vacaciones de vez en cuando, incluidas las personas de edad avanzada.

Personas mayores en la playa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *