Cinco consejos básicos para mejorar la seguridad al volante

Seguridad vial

En Taxiberia somos profesionales con experiencia en el transporte de pasajeros por carretera y nuestros conductores pasan muchas horas al volante cada día. Por eso sabemos que es importante tomar medidas para que la conducción se convierta en una actividad segura, aunque siempre haya un factor de incertidumbre en esta actividad y por eso se producen los accidentes. Hoy en nuestro blog queremos daros unos consejos básicos para evitar accidentes y para mejorar la seguridad, la nuestra y la de los demás, cuando estamos al volante.

  • No descuides el mantenimiento del vehículo. Que nuestra herramienta esté en perfectas condiciones es siempre una garantía de seguridad. Por eso es importante que revisemos nuestro vehículo, que todos los elementos (neumáticos, limpiaparabrisas, luces, etc.) estén en perfectas condiciones. No olvides resisar las presiones de los neumáticos y los niveles de aceite o de agua del limpiaparabrisas. Y recuerda que los vehículos deben pasar la ITV para que puedan circular por las carreteras españolas.
  • Cuando te subas al coche, deja fuera tu mal humor. No dejes que tu estado de ánimo afecte a tu conducción. Respira hondo y relájate antes de coger el volante. Seguro que así evitas cometer imprudencias que puedan poner en peligro a ti y a otros conductores. Y si no es imprescindible, desconecta el móvil y evita distracciones.
  • Respeta siempre las señales viales y las normas de circulación. Si están ahí es para algo, y además evitarás multas y pérdida de puntos de tu carnet de conducir. Usa el cinturón de seguridad siempre.
  • A la hora de planificar viajes largos, ten en cuenta las condiciones del tiempo, del tráfico y de tu vehículo. Sal de casa con tiempo suficiente si tienes que llegar a una hora determinada. Intenta evitar los atascos o las malas condiciones meteorológicas y te evitarás sorpresas desagradables. Hoy en día los medios de comunicación y las administraciones proporcionan información muy detallada y de fácil acceso mediante las nuevas tecnologías y no te costará nada informarte de si existen problemas de este tipo en tu ruta.
  • Conduce solamente cuando te encuentres en condiciones de hacerlo con seguridad. Haz paradas cada dos horas e hidrátate de forma adecuada. Evita las comidas copiosas, el alcohol, las drogas y los fármacos. Y si viajas de noche y notas que te vence el sueño, para y duerme un poco, que lo importante es llegar.

Seguridad al volanteSabemos que has escuchado estas recomendaciones más de mil veces, pero como la seguridad vial no es una broma, nunca está de más recordarlas. En Taxiberia apostamos también por una conducción segura, pero como no depende solo de nosotros, queremos animar a cualquiera que se ponga al volante a respetar y cumplir estos consejos para que todos podamos circular seguros por cualquier carretera.

10 consejos para ahorrar combustible en tu vehículo

Repostar - como ahorrar combustible

En los últimos años, los fabricantes de vehículos han lanzado al mercado vehículos cada vez más eficientes en cuanto al consumo de combustible, pero de todas formas, es evidente que llenar el depósito no resulta barato y, en el caso de los conductores profesionales, supone una inversión que puede hacer variar su margen de ganancias a fin de mes. Por eso desde Taxiberia os queremos dar unos consejos para reducir en la medida de lo posible el consumo de tu vehículo, por supuesto siempre poniendo por delante la seguridad.

  • Nuestro primer consejo como siempre es aplicar el sentido común a nuestra forma de conducir: evita la conducción brusca, intenta mantener una velocidad constante, sin acelerones o frenazos repentinos. En viajes por carretera es la mejor opción para que nuestro consumo de combustible no se dispare.
  • En ciudad no podremos evitar tener que frenar, parar nuestro vehículo y acelerar. Las ciudades están llenas de semáforos, rotondas, stops, etc. Lo que hay que hacer para que nuestra conducción resulte eficiente es intentar anticiparnos en la medida de lo posible a esos cambios de velocidad. Si ves que un semáforo está en rojo, vete reduciendo la marcha ya desde lejos, no apures hasta el último momento para frenar y después tener que acelerar a fondo.
  • Ten tu coche siempre a punto. Un mantenimiento adecuado (presión y dibujo de los neumáticos, niveles de aceite y filtros) también nos ayuda a ahorrar combustible, además de gastos en averías y nos da una mayor seguridad al volante.
  • Modera la velocidad. Es otro consejo de sentido común: cuanto más pises el acelerador, más combustible consumirá tu coche. Es mejor salir un poco antes de casa y conducir a una velocidad moderada que conducir con prisas por apurar el tiempo. Además, es la mejor forma de conducir seguro.
  • No lleves cosas innecesarias en tu vehículo, pues el peso también influye en el consumo de combustible. Llevar una baca o un portabicis rompe la aerodinámica del vehículo y aumenta el consumo. Lo mismo sucede si llevamos el maletero lleno de cosas que en realidad podríamos dejar en casa. A la larga, la reducción del consumo seguro que se nota en nuestro bolsillo.
  • Al arrancar no debes pisar el acelerador. En los vehículos actuales esta costumbre que aún tienen muchos conductores es innecesaria. Basta con mantener pisado el embrague para facilitar el arranque. Si el coche es diésel, espera unos segundos antes de arrancar para que funcionen los calentadores, pero si es gasolina puedes arrancar el coche directamente.
  • Usa una relación adecuada de marchas. Evita circular con la primera velocidad, que simplemente se usa para arrancar y dar un primer impulso al vehículo. Cambia de marcha entre las 2.000 y 2.500 revoluciones si tu coche es gasolina y 1.500 y 2.000 revoluciones si es diésel.
  • Si vas a tener que estar parado un rato, no dejes el coche a ralentí: apaga directamente el motor. Con el motor parado el consumo es cero y si vamos a estar más de un minuto parado, no es necesario tenerlo en marcha.
  • Una de las formas más absurdas de gastar combustible es intentando aparcar justo en la puerta de nuestro destino, lo que a veces nos hace dar vueltas y más vueltas por la zona, cuando si hubiésemos aparcado algo más lejos nos habríamos ahorrado tiempo y dinero.
  • Y un último consejo: si no necesitas usar el coche, déjalo aparcado. Es la mejor forma de ahorrar y tanto tu bolsillo como nuestro medio ambiente te lo agradecerán.

Compromiso Taxiberia

Como preparar tu coche para las vacaciones

Mantenimiento vehículo vacaciones verano

Ya estamos en plena operación salida de verano y son muchas las personas que van a realizar grandes desplazamiento en su vehículo o en servicios de traslados como Taxiberia. El coche se convierte en verano nuestro compañero más querido, ya que nos acerca a los diferentes lugares en los que disfrutaremos de un merecido descanso estival. Tanto para profesionales como para particulares que van a usar su vehículo privado este verano, hay una serie de medidas que debemos recomendar para que nuestro vehículo esté listo para el gran uso que vamos a hacer de él durante estos meses veraniegos.

Desde Taxiberia, la primera recomendación que hacemos es llevar el coche a un taller de confianza para que le hagan un repaso básico de mantenimiento orientado a su uso durante este verano. Pero también hay cosas que nosotros mismos podemos hacer para preparar nuestro vehículo para las vacaciones de verano. Estos son los puntos clave que debemos comprobar:

  • Niveles de líquido frenos, aceite y líquido limpiaparabrisas y anticongelante.
  • Faros: el alumbrado debe funcionar correctamente y los faros deben estar a la altura adecuada.
  • Batería: estado de carga de la batería y de los bornes.
  • Frenos: deben funcionar correctamente.
  • Dirección: comprueba que no haya holguras.
  • Neumáticos: comprueba si el dibujo es bien visible y no hay desgastes evidentes en ninguno de ellos.
  • Manguitos y abrazaderas: no deben estar picados ni flojos.
  • Escobillas de limpiaparabrisas: no beben estar agrietadas ni sucias.

Todas estas medidas no serán efectivas si el conductor no toma las precauciones debidas para llegar a su destino. Asegúrate de conducir en las mejores condiciones, de que vayas cómodo en el vehículo, de descansar ante el mínimo síntoma de fatiga, de hidratarte adecuadamente, de evitar comidas copiosas o el alcohol antes de conducir, etc. Y no te olvides de llevar siempre el chaleco reflectante y los dos triángulos homologados de señalización de peligro. Y ya sabes aquello de que lo importante es llegar, o sea que desde Taxiberia te recomendamos que sigas estos consejos y te deseamos de que disfrutes de tus vacaciones como te mereces.

El asfalto solar, el futuro de las autopistas

Autopistas solares

Hace unos días nos enteramos de que una pareja de norteamericanos había diseñado un “asfalto solar” compuesto por celdas solares hexagonales que permitirá generar electricidad para uso doméstico y para impulsar los coches eléctricos que circulen sobre él. Si la idea prospera y es realmente viable, la red de carretera se convertirán en una “smart grid”, ya que estos paneles solares incorporan luces LEDs que servirán como señalización nocturna y acumuladores de calor para evitar la formación de hielo y la acumulación de nieve, haciendo así que la conducción sea más segura.

Paneles solaresLos paneles “Solar Roadways” inventados por Julie y Scott Brusaw están adaptados para resistir el tráfico pesado y están bajo una capa de vidrio de alta resistencia configurado para que tenga las mismas características de seguridad que el asfalto que cubre hoy en día nuestras carreteras y autopistas, por lo que la seguridad sería similar a la que ya disfrutamos al conducir, con el añadido de que no tendremos que volver a hacerlo sobre hielo.

De todas maneras, esta red solar de carretas tendría que estar conectada a la red eléctrica, ya que por sí misma no podría sustentar el gasto de energía que producirían los calentadores y a que el rendimiento no sería homogéneo. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo una carretera en Andalucía, con muchas horas de sol y temperaturas benignas que en los Pirineos, con un clima mucho más frío y con menos horas de sol, sobre todo en invierno que cuando se necesitaría mayor aporte de energía para evitar la formación de hielo.

Otra de las ventajas de este sistema modular de paneles solares es el mantenimiento, ya que si uno falla o se rompe (aunque puede aguantar más de 100 toneladas de peso), solamente hay que sustituirlo sin tener que realizar grandes obras ni cortar el tráfico de la vía. Desde Taxiberia estaremos atentos a este tema, que aún se haya en fase experimental y veremos si poco a poco comienza a implantarse como una alternativa limpia y sostenible al actual sistema de asfaltado de carreteras.

Uber, el “Pirataxi”: una amenaza para el sector del taxi y un riesgo para sus usuarios

Taxiberia

Estos días se está hablando mucho en los medios de comunicación de la decisión de la Comisión Europea de avalar la implantación en Europa de la empresa Uber, que ha lanzado una aplicación para móviles que permite a los usuarios compartir un vehículo en cada vez más ciudades. Esta aplicación móvil, que ha sido impulsada por el gigante Google nada menos que con 258 millones de dólares, está extendiendo sus redes por todo el mundo. Pero, ¿por qué esta aplicación para conseguir un taxi ha levantado ampollas entre los profesionales del sector?

Existen ya muchas aplicaciones para pedir taxis desde nuestro dispositivo móvil, pero lo que diferencia a Uber es que no es necesario que el vehículo y su conductor dispongan de una licencia de taxi o VTC. Esta diferencia es lo que ha puesto en pie de guerra a un sector ya bastante afectado por la crisis. Por su parte, la empresa propietaria de Uber alega que no es una empresa de transporte y por tanto no está sujeta a la legislación aplicable al resto de empresas y autónomos del sector. Uber defiende que su aplicación es solamente una herramienta que “se limita a crear comunidades de usuarios que se ponen en contacto entre ellos”. En ese sentido, se equiparan a otras herramientas que ya están en la web, como BlaBlaCar. Sin embargo, la realidad es bien distinta. Mientras BlaBlaCar o servicios similares ofrecen a personas que ya han decidido realizar un determinado viaje la posibilidad de compartir vehículo y ahorrar costes, Uber facilita que cualquier persona pueda ofrecer traslados que no va a realizar necesariamente en su coche particular y sin tramitar ningún permiso, sin garantías para el usuario y sin pagar impuestos por ello. La diferencia es bien clara: una cosa es compartir vehículo privado y otra es ofrecer servicios de transporte.

Está claro que los tiempos cambian y la tecnología ofrece nuevas oportunidades para todos. Pero lo que no es posible es que las instituciones europeas amparen la inseguridad para el usuario, por muy importante que sea la empresa que está detrás de esta iniciativa. Siempre se ha perseguido el taxi pirata por ser una actividad ilegal sin declarar. ¿Desde Europa ahora se avala a quien facilita esta actividad? ¿Para qué sirven entonces todas las normativas relativas al transporte de pasajeros? ¿Para qué gastarse el dinero en una licencia de taxi cuando puedes trabajar en negro amparado por esta empresa norteamericana? Obtener una licencia de taxi significa un fuerte desembolso -de entre 120.000- 180.000 € dependiendo de la ciudad – para los profesionales y en muchos casos han sido los ayuntamientos los que han recibido estas cantidades. Por tanto, ahora deberían ser los políticos los que defiendan a los chóferes de los que han obtenido dichos recursos. Lo que está claro para todos excepto para la Comisión Europea es que ponerse en manos de un profesional ofrece unas garantías que no puede aportar una empresa como Uber con un modelo de negocio basado en “otorgar licencias” a particulares sin ningún tipo de formación y sin un filtrado adecuado para un trabajo de tanta responsabilidad.

Y ya en Estados Unidos, donde más tiempo lleva implantada esta empresa, se han producido casos terribles por esta razón, como el conductor que secuestró e intentó violar a una pasajera o el de otro que fue arrestado por agresión. Esto es algo que difícilmente podría suceder a un pasajero que tome un taxi convencional, ya que los taxistas son verdaderos profesionales con amplia experiencia y formación y sus vehículos cumplen con toda una serie de requisitos técnicos, condiciones que no aplica Uber a sus conductores. Incluso los taxistas deben poder demostrar ante la autoridad que sus pasajeros han sido previamente contratados, rellenando un libro de ruta oficial para traslados interurbanos con multas de hasta 3000,00 € en caso de incumplimiento. Además, un vehículo autotaxi debe pasar la ITV cada seis meses a partir del cuarto año y un coche particular evidentemente no. Y hay diversos estudios que han demostrado que los taxistas profesionales sufren menor número de accidentes que los conductores particulares, a pesar de la gran cantidad de horas que pasan al volante. Por tanto y como pasajero ¿te pondrías en manos de un conductor que no ha pasado por los filtros que pasa un taxista profesional?

Uber defiende su modelo con cifras sobre el empleo creado, pero esto también es relativo, ya que estamos hablando de empleos precarios que además pueden llegar a destruir puestos de trabajo en el sector del taxi. No se debería jugar al azar con el transporte de lo más valioso que existe: “la vida humana”. Banalizar, precarizar y quitar valor a esta actividad es un claro síntoma de la pérdida de valores y ética que nos está acarreando esta crisis mundial, en la que todo vale por el “sálvese quien pueda, y la ley del más grande”. Desde Taxiberia esperamos que se imponga el sentido común y que se aplique la legislación que regula el sector del taxi a todos por igual.

¿Qué significan los números de los neumáticos?

NeumáticoTodos hemos visto las inscripciones que llevan los neumáticos en sus laterales, pero hay mucha gente que no sabe lo que significan. En realidad, son una fuente de información muy importante, ya que nos indican aspectos diversos sobre nuestros neumáticos: carga máxima y velocidad que soportan, fecha de fabricación, normativa que cumplen, etc. Datos que son necesarios para saber cuándo y con qué tipo de neumáticos tenemos que sustituirlos por unos nuevos, que deben ser adecuados para nuestro vehículo.

Una información básica que necesitamos conocer de nuestros neumáticos es su antigüedad, es decir, conocer cuando se fabricaron, ya que la goma se deteriora con el tiempo independientemente de que los neumáticos estén montados en nuestro vehículo o del número de kilómetros que hayamos circulado con ellos. Para saber la fecha de fabricación de un neumático tendremos que fijarnos en una inscripción que comienza por las letras DOT y que van seguidas de cuatro cifras. Los dos primeros números hacen referencia a la semana y los dos últimos al año en que fueron fabricados. El dato es importante, ya que los neumáticos con más de seis años deben cambiarse. Por eso debemos fijarnos en esta inscripción cuando los compremos.

Códigos neumáticosOtro dato importante que podemos conocer gracias a las inscripciones en el propio neumático es el indicador del grado de desgaste, que normalmente viene indicado por las letras TWI y que nos indica el lugar donde puede observarse hasta qué punto está desgastado un neumático. En los dibujos del neumático hay unas marcas que nos indican el límite de desgaste de la goma, que es de 1,6 milímetros según indica la normativa europea. Si llegamos a esas marcas, tenemos que sustituir el neumático, ya que vamos a perder agarre en las frenadas y nuestra seguridad se verá comprometida.

También encontraremos en la banda del neumático unas cifras con el formato XXX/YY R ZZ Q, donde las primeras cifras (X) son el ancho del neumático expresado en milímetros, las (Y) la altura del flanco del neumático, la R si aparece nos indica que es radial, las (Z) indican el diámetro de la llanta expresado en pulgadas y la Q (y las cifras que aparecen a continuación son los índices de carga y de velocidad que puede soportar el neumático.
El resto de inscripciones que pueden aparecer en el flanco del neumático hacen referencia al fabricante, al modelo concreto o a la normativa bajo la que se ha fabricado. También existe una marca concreta para los neumáticos de invierno, que consiste en una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior. Por último, algunos neumáticos que se fabrican para un modelo concreto de vehículo llevan una marca que lo indica.

Cinco consejos básicos para conducir con lluvia

Conducir con lluvia

Una vez queremos compartir la experiencia de los profesionales de Taxiberia en los traslados por carretera para que puedas disfrutar de una conducción más segura. Hoy vamos a hablar de la lluvia, un factor meteorológico bastante común, pero que influye bastante en la seguridad vial ya que afecta a las prestaciones de tu vehículo. Para que tú y tu familia podáis llegar a vuestro destino sin sufrir ningún percance, hoy os vamos a dar cinco consejos básicos para conducir con seguridad bajo la lluvia:

1. Mantén siempre tus neumáticos a punto. Este consejo vale para todo tipo de condiciones, pero se hace especialmente importante cunado tenemos que circular con el asfalto mojado. Es importante que los dibujos de los neumáticos mantengan los surcos que evacuan el agua. Si ves que el dibujo se ha desgastado por algún lado y que la cubierta está lisa, cambia inmediatamente los neumáticos. También es imprescindible que la presión de los neumáticos sea la correcta, para lo cual solamente tienes que seguir las indicaciones del fabricante de tu vehículo.

2. Amplia y mantén siempre la distancia de seguridad con el vehículo que te precede. Con el asfalto mojado, la distancia de frenado se amplia y por eso debemos dejar algo más de espacio con el vehículo que llevamos delante. De esta forma evitaremos un choque por alcance e incluso un vuelco o una salida de calzada si tenemos que dar un frenazo por cualquier causa. Una mayor distancia de seguridad evita que los frenazos sean demasiado bruscos.Aquaplaning

3. Ojo con el aquaplaning. Si se forma un gran charco o el agua forma una película de suficiente profundidad sobre el asfalto, tu vehículo puede perder tracción y convertirse en ingobernable, con el peligro de choque o salida de calzada que ello supone. Evitarlo es complicado si llueve mucho y si no conocemos la calzada por la que circulamos, pero por eso es importante que reduzcamos la velocidad a la que circulamos en la medida de lo posible. Si ves que tu coche pierde tracción, no gires el volante y pisa el embrague, lo que te ayudará a recuperar el control de tu coche y evitar que te salgas de la calzada.

Parabrisas con lluvia4. Ten siempre a punto los limpiaparabrisas. Estos elementos son muy importantes, ya que te permiten ver a través del parabrisas cuando la lluvia arrecia. Procura cambiar las escobillas cuando sea necesario, ya que la goma se pica con el calor del verano y pierde la efectividad justo cuando más lo necesitamos. También debes llevar lleno el depósito del líquido del limpiaparabrisas, ya que el polvo que se convierte en barro con la lluvia puede entorpecer la visión de la calzada. Por último, evita que los vidrios se empañen con la condensación de la humedad con la calefacción, que también hay que mantener en perfecto estado durante todo el año.

5. Ten siempre a punto las luces del vehículo. En condiciones de baja visibilidad como cuando llueve mucho, es tan importante ver como que nos vean, sobre todo si además es de noche. Si la lluvia es muy intensa, además de las luces de cruce, pon las antinieblas, tanto delanteras como traseras. Así podremos evitar que el vehículo que nos sigue choque por alcance con nosotros por no vernos o por no apreciar la distancia real que nos separa.

Visibilidad con lluviaEstas recomendaciones son bien conocidas por los conductores que viven en zonas donde la lluvia es un fenómeno habitual, pero a veces no se cumplen. Y en las zonas más secas también llueve e incluso con mucha más fuerza como sucede con las tormentas de verano. Por eso es crucial estar siempre atentos y tener nuestro vehículo preparado para conducir sobre el asfalto mojado.

Consejos para conducir con hielo en la carretera

Neumatico en hielo

Las placas de hielo que pueden aparecer en las carreteras durante los días más fríos del invierno pueden considerarse como uno de los peligros más grandes cuando cogemos el volante. El hielo es casi imposible de detectar y nos impide maniobrar adecuadamente con nuestro vehículo y, por tanto, se incrementan notablemente las posibilidades de sufrir una salida de calzada.

A veces se comenta que, una vez que hayamos pisado una placa de hielo con nuestro coche no sabremos donde vamos a acabar, que dependemos totalmente de la suerte. Pero también es cierto que podemos tomar algunas medidas preventivas y que debemos saber cómo actuar en esta situación. Para eso, desde Taxiberia os queremos dar unos cuantos consejos de cómo actuar con hielo en la calzada.

  • En primer lugar, debes ser previsor. Si conoces la carretera por la que conduces, ya sabrás donde es posible que aparezcan las placas de hielo. Si puedes, infórmate de la temperatura ambiente y escucha la radio para saber dónde se ha detectado ya hielo en la calzada. Recuerda que el hielo suele aparecer cuando la temperatura baja de los 4 grados y sobre todo a última hora de la noche y a primera hora de la mañana. También es importante que hayamos preparado nuestro vehículo para el invierno.
  • Mantén una velocidad adecuada, es decir, circula más despacio de lo que lo haces habitualmente. Esto te permitirá tener más posibilidades de controlar el coche una vez que hayas pisado una placa de hielo.
  • Amplia la distancia de seguridad con los vehículos que te preceden. Así evitarás choques por alcance en el caso de que el coche se deslice sobre el hielo.
  • Evita las maniobras bruscas. Una conducción suave, sin frenadas o acelerones bruscos, nos ayuda a mantener el control del coche en condiciones meteorológicas adversas.
  • En caso de que veas que el coche se desliza sobre el hielo, evita frenar. Aunque es un impulso natural, al frenar bruscamente ayudas a que el coche sea ingobernable y multiplicas tus posibilidades de acabar en la cuneta. Lo que debes hacer es intentar recuperar el control del vehículo mediante el volante, girándolo en dirección contraria a la del giro al que te ha forzado el deslizamiento sobre el hielo. Esa es la forma más fácil de que el coche se mantenga dentro de los límites de la carretera y de que puedas recuperar el control sobre su dirección

Conducir con hielo en la carretera

En general, la mejor forma de evitar el hielo es evitando coger el coche cuando se dan las condiciones propicias para que aparezca en la calzada. Pero como a veces no podemos evitar usar nuestro vehículo, estos consejos que te ofrecemos desde Taxiberia pueden resultar útiles para conseguir llegar a nuestro destino sin contratiempos.

Consejos para afrontar el invierno en la carretera

Conducir en invierno

Ya está llegando el invierno y es hora de preparar nuestros vehículos para las condiciones meteorológicas propias de esta estación: lluvia, niebla, hielo y nieve, fenómenos que  incrementan el peligro en carretera, ya que dificultan la visibilidad y el agarre de los neumáticos al asfalto. Si tomamos unas sencillas medidas adicionales en el mantenimiento de nuestro coche, estaremos mejor preparados para afrontar estas condiciones adversas con mayor garantía.

Desde Taxiberia queremos compartir las medidas que nosotros mismos aplicamos a la hora de afrontar las fechas invernales y sus condiciones climáticas adversas:

  • En las zonas con climatología más adversa es recomendable el uso de neumáticos especiales de invierno, especialmente diseñados para mejorar considerablemente el agarre al conducir en condiciones extremas. Sobre la nieve ofrecen mejor resultado que las tradicionales cadenas. Lo habitual es cambiar los neumáticos dos veces al año, usando los adecuados a cada estación. Existen talleres que ofrecen este servicio de cambio y almacenaje de neumáticos de temporada.
  • Si no usamos neumáticos de invierno, al menos debemos asegurarnos de que los que montamos se encuentren en perfectas condiciones, ya que el coeficiente de adherencia de los neumáticos se reduce considerablemente con el agua, la nieve o el hielo. Si el dibujo de los neumáticos no tiene la profundidad adecuada, es mejor que los cambiemos por unos nuevos.
  • Es importante revisar a menudo la presión de los neumáticos, ya que una presión más alta o más baja de lo recomendado por el fabricante nos puede hacer perder agarre justo cuando más lo necesitamos.
  • Recuerde revisar los amortiguadores y los frenos. Sobre el asfalto mojado la distancia de frenado se reduce y unos frenos en buen estado pueden llegar a salvarle la vida.
  • En esta época del año en la que hay pocas horas de luz, es fundamental revisar las luces del vehículo, prestando especial atención al alumbrado antiniebla, tanto al delantero como al trasero. Es recomendable llevar siempre lámparas y fusibles de repuesto por si nos falla alguna en pleno viaje.
  • También en invierno es cuando más se usan los limpiaparabrisas, por lo que conviene que estén en perfecto estado. Las gomas pueden estar agrietadas debido al calor del verano y no funcionar adecuadamente en caso de lluvia.
  • Puede parecer algo evidente, pero hay que mantener limpio el parabrisas, tanto por el interior, ya que se forma vaho con el frío, como por el exterior, ya que el polvo y el barro pueden dificultar la visibilidad y acabar poniéndonos en un apuro.
  • La calefacción debe funcionar correctamente en invierno y, sobre en todo en zonas donde pueden aparecer temporales de nieve que nos dejen inmovilizados, es importante que llevemos siempre más de medio depósito lleno para no quedarnos a merced del frío.
  • Es importante que el líquido refrigerante del radiador contenga la cantidad adecuada de líquido anticongelante para evitar roturas por las heladas invernales.
  • Y hablando de frío, tener la batería bien cargada y en buenas condiciones nos evitará problemas a la hora de arrancar el vehículo.
  • El frío contribuye también a que el aceite lubricante esté más denso de lo habitual. Por eso es importante que el nivel de aceite sea el correcto para que el motor  funcione con normalidad.
  • Si no usamos un líquido específico para el limpiaparabrisas, podemos añadir un poco de líquido anticongelante al agua del limpiaparabrisas, con lo que evitaremos que este se congele y lo podremos utilizar cuando sea necesario. Esto nos permitirá tener siempre una buena visibilidad en carreteras donde haya mucha suciedad que salte a nuestro parabrisas.
  • Es obligatorio durante todo el año, pero en invierno son más necesarios que nunca: no olvide llevar triángulos de emergencia y chaleco reflectante. También es una buena idea llevar un cargador para el móvil por si necesitamos pedir ayuda en caso de que nos quedemos aislados por la nieve o suframos una salida de calzada.
  • En cuanto a la conducción hay que seguir las recomendaciones básicas de seguridad que siempre nos recuerdan desde los organismos oficiales y los cuerpos de seguridad: en caso de lluvia, niebla o nieve evite los frenazos bruscos, aumente la distancia de seguridad y circule a menor velocidad, y si es posible evite viajar durante las primeras horas de la mañana y de la noche en caso de heladas.
  • Antes de iniciar un viaje, infórmese de las condiciones meteorológicas y escuche las recomendaciones de los organismos oficiales. Siempre es mejor posponer un viaje que exponerse a un accidente o a quedarse aislado por la nieve en medio de la carretera.

Nuestras recomendaciones son, como en otras ocasiones, de sentido común, pero a veces es necesario recordarlas para evitar males mayores. Recuerde que lo importante es llegar a su destino sano y salvo y que las prisas nunca son buenas. Y que siempre después del invierno, llega la primavera.

Diez consejos para evitar dormirse al volante

Dormirse al volante

Siempre que nos ponemos al volante tenemos que ser conscientes de que la seguridad es lo más importante. Conducir de forma insegura pone en riesgo nuestra vida, la de las personas que viajan con nosotros y las de otros usuarios de la vía pública. Hay muchos factores que influyen en la seguridad a la hora de realizar un desplazamiento por carretera, pero hoy nos fijaremos en uno que produce hasta el 16% de los accidentes que se producen en carreteras españolas: quedarse dormido al volante.

Todos necesitamos dar descanso a nuestro cuerpo y la única forma efectiva de hacerlo es dormir. Por eso, es inevitable que si no hemos descansado lo suficiente y tenemos que conducir, la somnolencia nos afecte tarde o temprano. Además, hay que tener en cuenta que, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), entre el 20% y el 25% de la población sufre alguna patología del sueño, lo que implica que muchos conductores pueden sufrir alguna de estas dolencias y pongan en riesgos sus vidas al ponerse al volante.

Aunque este problema afecta a todos los conductores, se agrava en el caso de conductores profesionales, ya que muchas veces tienen que cumplir horarios que les impiden descansar todo lo que necesitan. Por eso se regulan los tiempos de descanso de muchos conductores profesionales y se controlan mediante un aparato llamado tacógrafo, pero a veces las circunstancias pueden evitar que esas horas sean empleadas en un descanso efectivo.

No hay ninguna fórmula realmente efectiva y que sirva para todos los conductores para evitar quedarse dormido al volante, pero queremos ofreceros algunos consejos que pueden ayudar a evitarlo:

  1. La primera y más importante recomendación que hay que hacer para evitar quedarse dormido al volante es, aunque sea algo de sentido común, iniciar el viaje bien descansado, habiendo dormido lo suficiente para sentirse bien descansado. Si vamos a conducir por la noche, es recomendable dormir unas horas de siesta para afrontar el viaje descansado.
  2. Otro consejo de sentido común y que no nos cansaremos de repetir es evitar las comidas copiosas, beber alcohol o tomar medicamentos que puedan producir somnolencia antes de iniciar el viaje. Ignorar este consejo es simplemente una temeridad.
  3. Las peores horas para conducir son entre las 2 y las 5 de la madrugada y por la tarde, justo después de comer. Si puedes elegir, opta por un horario en el que tu cuerpo esté bien descansado.
  4. Debemos saber identificar los síntomas antes de que sea demasiado tarde: cuando nos cuesta leer las señales de tráfico y notamos pesadez en los párpados, bostezamos continuamente, es hora de hacer una parada.
  5. Tenemos que realizar paradas frecuentes, aunque sean cortas. Bajarse del vehículo y estirar un poco las piernas nos despejará durante un rato. Si vemos que el sueño nos vence, es mejor dormir 30 minutos o una hora y reanudar el viaje. Si estamos muy cansados, de nada va a servir que paremos diez minutos para continuar el viaje inmediatamente: el sueño no tardará en volver.
  6. El café y las bebidas energéticas nos pueden ayudar a mantenernos despiertos, pero no a todo el mundo le afectan dela misma forma y para algunas personas pueden ser incluso perjudiciales.
  7. Es importante que nos hidratemos mucho. Además, si bebemos mucha agua tendremos que realizar numerosas paradas para ir al baño, algo que evitará que nos venza la somnolencia.
  8. Las altas temperaturas favorecen la somnolencia, por lo que si la comenzamos a sentir, es buena idea abrir una ventanilla o poner el aire acondicionado. Sentir la corriente de aire en la cara nos despejará durante un rato.
  9. Si comenzamos a dar cabezadas al volante no es el momento de escuchar música clásica o tertulias en la radio. Mejor si elegimos una emisora con música animada que nos ayude a mantenernos despiertos.
  10. Para el último consejo hemos dejado un par de trucos de los que podemos denominar “exóticos”, pero que a algunas personas les funcionan. Uno es el truco de la pinza: nos colgamos una pinza (sí, de las de la ropa) en el lóbulo de la oreja y el dolor que eso nos produce nos ayuda a mantenernos despiertos. Otro es realizar una actividad complementaria a la conducción: mascar chicle, comer pipas o frutos secos o incluso fumar un cigarrillo. No nos gusta demasiado esta recomendación, ya que nos puede distraer de la conducción y causar más mal que bien, pero la experiencia nos dice que a muchos conductores les funciona.

En los últimos años han surgido algunas soluciones tecnológicas que ayudan al conductor a evitar quedarse dormido al volante. La mayoría se basan en controlar mediante cámaras los ojos del conductor, el número de parpadeos y su frecuencia. Sinceramente, no podemos valorar el grado de efectividad de estas aplicaciones, pero merece la pena probarlas sobre todo si somos profesionales que tenemos que conducir durante muchas horas o en horarios nocturnos.

La seguridad al volante no es cosa de broma y por eso desde Taxiberia os queremos trasladar unos consejos que pueden contribuir a prevenir accidentes. Por supuesto, en Taxiberia cuidamos muy bien estos detalles y nuestros chóferes siempre habrán descansado antes de realizar un traslado, pero no estaría mal que todos tengamos en cuenta estas recomendaciones que pueden llegar a salvar vidas en la carretera.