Enoturismo: una ruta por las bodegas de La Rioja con Taxiberia

Vista de La Rioja

La Rioja es una región mundialmente conocida por sus excelentes vinos. Situada en el norte de España, en el valle del río Ebro y rodeada por las sierras de Toloño, Cantabria y la Demanda, La Rioja nos ofrece un paisaje llenos de viñedos y pequeños pueblos en los que habitan las gentes que, generación tras generación, han hecho de la elaboración del vino un arte y una forma de vida. La combinación de preciosos paisajes, bodegas espectaculares, una gastronomía propia y un rico patrimonio histórico, hacen que la visita a la Rioja sea obligada para los amantes del vino y su cultura.

La Denominación de Origen Rioja abarca un territorio repartido entre varias comunidades autónomas (La Rioja, Euskadi y Navarra) y se divide entre Rioja Alta, Baja y Rioja alavesa, en función de las condiciones climáticas concretas de cada zona, que marcan en cierta medida las características de los vinos elaboradas en las mismas.

Desde Taxiberia les queremos proponer una ruta que les permita disfrutar de lo mejor de esta tierra. Es simplemente una sugerencia, ya que podemos ofrecerle cualquier otra ruta personalizada, más de acorde a sus intereses y prioridades. Por supuesto, le ofrecemos transfer desde cualquier aeropuerto cercano y traslados en vehículos de lujo para que usted solamente tenga que preocuparse de disfrutar del buen vino y del resto de experiencias que le depara La Rioja.

Comenzaremos la ruta del vino de Rioja por Haro, la localidad más grande de la Rioja Alta y de la que se puede afirmar que es la capital del vino de Rioja. Haro es una ciudad muy animada gracias a vecinos y visitantes, con un centro histórico (denominado “La Herradura”) de obligada visita por su oferta gastronómica de vinos y pinchos o tapas. Además de ser una zona turística por excelencia, con sus iglesias y palacios, la vida comercial y de ocio es muy intensa.

En Haro se encuentra la antigua Estación Enológica, hoy Centro de interpretación del Vino, un centro de investigación de referencia mundial para la mejora continua de los caldos que se elaboran tanto en Rioja como en otras zonas vinícolas del mundo. Es una visita que completa la que podemos realizar a alguna de las numerosas bodegas y enotecas de la localidad, donde aprenderemos todos los secretos de la elaboración de estos caldos famosos en todo el mundo. Las bodegas más antiguas y conocidas se agrupan en el Barrio de la Estación, ya que era mediante el ferrocarril como se exportaban los vinos de la zona hacia toda Europa. Es la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo. En este entorno podemos encontrar bodegas como Rioja Alta, López de Heredia, CVNE, Bodegas Bilbaínas o Muga.

Haro también es célebre por su “Batalla del Vino”, una tradición que se mantiene viva y que se celebra cada 29 de junio, festividad de San Pedro. Es esta una batalla incruenta en la que la munición es el vino que se disparan unos a otros sin descanso mediante todo tipo de artilugios, desde las tradicionales botas de vino hasta modernas pistolas de agua o sulfatadoras.

SajazarraMuy cerca de Haro se encuentra la localidad de Sajazarra, conocida por su Castillo-Palacio del siglo XV, una de las fortalezas mejor conservadas de la zona. Hoy en día, en el emplazamiento se encuentran las Bodegas Castillo de Sajazarra, que ofrecen visitas con cita previa, pero el castillo en si es una vivienda particular y no se puede visitar. Pasear por el pueblo es toda una experiencia, ya que hablamos de un pequeño enclave de calles estrechas, viejas casonas blasonadas, casas de sillería, con rincones encantadores e inolvidables, Y todo coronado por la vista siempre presente del castillo que se alza en la parte alta de la localidad.


Vino Rioja al atardecerBriñas
es una población volcada al rio Ebro. Perderse por “El royo” dando un paseo hasta la ribera del Ebro es un placer en cualquier época del año. Las casas solariegas blasonadas nos dan una idea del pasado ilustre de esta villa. En ella encontramos un pequeño espacio para disfrutar y aprender de vinos que no podemos dejar sin visitar. Se trata del Museo del Vino del Portal de La Rioja, pintoresco espacio donde podemos disfrutar del paso del tiempo. Podremos ver viejas herramientas, colecciones de vino desde el año 1.875 y disfrutar de espacios para disfrutar de una copa de vino. Al terminar la visita, podemos buscar nuestros pequeños caprichos entre más de 1.500 marcas de vino distintas. También ofrecen cursos de cata con reserva previa, siempre atendidos por personal cualificado.

Nuestra siguiente parada será en Labastida, localidad vasca al norte del Ebro y que por tanto, forma parte de Rioja alavesa. Es esta una localidad enclavada a los pies del monte Toloño y desde la que se divisan los campos de viñas bajando hasta la ribera del Ebro. De larga historia y siempre relacionada con el vino y su cultura, hoy nos ofrece una gran variedad de bodegas y de monumentos que podremos visitar.

Entre las bodegas radicadas en Labastida podemos destacar las de Remelluri, Mitarte, Marqués de Carrión o Solagüen, aunque por supuesto, hay muchas más y algunas ofrecen visitas guiadas para mostrarnos sus instalaciones y explicarnos los procesos mediante los cuales elaboran sus vinos.
DOC RiojaEn la localidad de Briones es de obligada visita el Museo de la Cultura del Vino, vinculado a la Bodega Vivanco. En el Museo podremos comprender todos los aspectos de la cultura vitivinícola, desde el cultivo de la vid, pasando por la elaboración de los caldos hasta llegar a su comercialización. El museo cuenta además con un centro de documentación, un aula de cata y un salón de congresos. Existe la posibilidad de realizar visitas tanto al Museo como a las bodegas, así como de participar en alguno de los interesantísimos cursos de catas que nos ofrecen.

Además del Museo, Briones mantiene intacto su encanto de pueblo de casas solariegas y otros antiguos edificios civiles y religiosos (como la iglesia de Santa María de la Asunción) que podemos ver en un agradable paseo por la localidad, desde la que también disfrutaremos de magníficas vistas a los viñedos que la circundan. En la Iglesia de Santa María podremos ver su famoso órgano, construido en 1630 y restaurado a finales del siglo pasado y que, gracias a un organista que reside en el mismo pueblo, a menudo deleita a los parroquianos y visitantes con su especial sonoridad.

Nuestra ruta nos lleva ahora a Elciego, otro municipio de la Rioja alavesa, que nos sorprende ya desde la distancia gracias al famoso edificio del hotel de las Bodegas Marqués de Riscal diseñado por Frank Gehry. El edificio destaca entre las casas de piedra de sillería tradicionales de la zona, creando una sensación de irrealidad, que pronto nos sacudimos al entrar en el pueblo.
Hotel Marques de RiscalLa Ciudad del Vino de Marqués de Riscal es un claro exponente de lo que supone el vino y su cultura en esta zona. Además de las antiguas bodegas de mediados del siglo XIX, el complejo incluye un hotel de lujo, un spa especializado en vinoterapia y dos prestigiosos restaurantes que harán las delicias de los visitantes.

Pero Elciego nos ofrece también su cara más tradicional, la que descubrimos recorriendo sus calles y la que nos ofrece un paseo por los alrededores, caminando entre viñedos que nos muestran una imagen diferente según la estación del año en la que nos encontremos.  También podemos encontrar en Elciego otras bodegas además de las de Marqués de Riscal, como Pago de Larrea, Viña Salceda, Murua o Aladro.

Laguardia es la última parada de nuestro periplo por estas tierras de viñedos. Situado en una colina, este pueblo amurallado se divisa desde lejos, como invitándonos a visitarlo y a conocer su historia y a sus gentes. Y es una visita que no nos va a defraudar.

Lo primero que llama la atención de esta villa es su muralla, un vestigio de su antigua función como plaza fuerte que defendía los límites del viejo Reino de Navarra. Una vez que traspasamos una de las cinco puertas de acceso y ya en el interior del recinto amurallado, nos encontramos en un entorno con reminiscencias medievales: calles estrechas con casas, iglesias y palacios realizados en la sillería característica de la zona. Callejear por Laguardia es una experiencia única, ya que el casco urbano es peatonal y, por tanto, un remanso de paz y silencio, casi imposible de encontrar en cualquier otro lugar.

Pero Laguardia tiene una parte oculta, ya que existe una villa subterránea que mucha gente desconoce: se trata de las bodegas familiares o “cuevas” que se han excavado en el subsuelo durante siglos. Estas bodegas, también habituales en otros pueblos del entorno, nos dan testimonio de la importancia del vino en la economía de la zona desde tiempos inmemoriales.

El entorno de la villa es también espectacular. Lo podemos comprobar desde el Paseo del Collado. Además de las vistas sobre la majestuosa Sierra de Cantabria que domina la parte norte del valle, hay que añadir las de los viñedos que se extienden hasta donde alcanza la vista. La silueta de las Bodegas Ysios justo debajo del paseo es realmente impresionante. Y no podemos olvidar la Lagunas de Laguardia, un entorno natural protegido que se encuentra al este de la villa y que guarda riquezas naturales de gran valor ecológico.

En las inmediaciones de la villa se encuentran algunas de las bodegas con más renombre dentro de la Denominación de Origen Rioja. Nos llamarán la atención las Bodegas Ysios, gracias al vanguardista edificio diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava y que es uno de los referentes de lo que se ha denominado “bodegas de autor” en esta zona. Pero también merece la pena visitar otras bodegas como Eguren Ugarte, Luis Alegre, Torre de Oña y muchas más que no podríamos enumerar por su elevado número. En muchas de ellas encontraremos visitas guiadas, cursos de catas, gastronomía exquisita y otras actividades relacionadas con el vino y su cultura.

Bodegas Ysios

Y aquí ponemos final a esta ruta que solamente pretende ser una pequeña muestra de todo lo que puede ofrecer las tierras de Rioja a los amantes del vino. El enoturismo se ha convertido en una parte esencial de la economía de esta zona, que siempre se ha volcado en elaborar unos caldos excelentes y en mejorarlos año a año. Una labor que dura siglos y que continuará en el futuro, ya que el vino es la sangre que da vida a esta comarca.

Otro sector en auge en esta zona y que aprovecha el tirón de la cultura enológica, es el de los incentivos y congresos. Que mejor incentivo que disfrutar de unos días conociendo bodegas, catando diferentes vinos, disfrutando de una excelente gastronomía, relajándose en un spa, jugando al golf o practicando deportes de aventura. La zona también dispone de diversos espacios que permiten acoger congresos, entre los que destaca Riojaforum en Logroño, un lugar perfecto para organizar eventos y congresos de todo tipo.

Traslados privadosDesde Taxiberia queremos ofrecerles nuestra experiencia y nuestro conocimiento tanto en el sector turístico como en el de eventos, congresos e incentivos (MICE). Nos adaptamos a cualquier necesidad que tengan nuestros clientes, tanto en cuestión de vehículos (siempre de alta gama) como de disponibilidad de nuestros chóferes. Si tiene la intención de realizar una ruta por Rioja o de organizar un evento o un congreso, no tiene más que ponerse en contacto con nosotros para que solucionemos todas sus necesidades de traslados y transfers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *