Consejos para conducir con hielo en la carretera

Neumatico en hielo

Las placas de hielo que pueden aparecer en las carreteras durante los días más fríos del invierno pueden considerarse como uno de los peligros más grandes cuando cogemos el volante. El hielo es casi imposible de detectar y nos impide maniobrar adecuadamente con nuestro vehículo y, por tanto, se incrementan notablemente las posibilidades de sufrir una salida de calzada.

A veces se comenta que, una vez que hayamos pisado una placa de hielo con nuestro coche no sabremos donde vamos a acabar, que dependemos totalmente de la suerte. Pero también es cierto que podemos tomar algunas medidas preventivas y que debemos saber cómo actuar en esta situación. Para eso, desde Taxiberia os queremos dar unos cuantos consejos de cómo actuar con hielo en la calzada.

  • En primer lugar, debes ser previsor. Si conoces la carretera por la que conduces, ya sabrás donde es posible que aparezcan las placas de hielo. Si puedes, infórmate de la temperatura ambiente y escucha la radio para saber dónde se ha detectado ya hielo en la calzada. Recuerda que el hielo suele aparecer cuando la temperatura baja de los 4 grados y sobre todo a última hora de la noche y a primera hora de la mañana. También es importante que hayamos preparado nuestro vehículo para el invierno.
  • Mantén una velocidad adecuada, es decir, circula más despacio de lo que lo haces habitualmente. Esto te permitirá tener más posibilidades de controlar el coche una vez que hayas pisado una placa de hielo.
  • Amplia la distancia de seguridad con los vehículos que te preceden. Así evitarás choques por alcance en el caso de que el coche se deslice sobre el hielo.
  • Evita las maniobras bruscas. Una conducción suave, sin frenadas o acelerones bruscos, nos ayuda a mantener el control del coche en condiciones meteorológicas adversas.
  • En caso de que veas que el coche se desliza sobre el hielo, evita frenar. Aunque es un impulso natural, al frenar bruscamente ayudas a que el coche sea ingobernable y multiplicas tus posibilidades de acabar en la cuneta. Lo que debes hacer es intentar recuperar el control del vehículo mediante el volante, girándolo en dirección contraria a la del giro al que te ha forzado el deslizamiento sobre el hielo. Esa es la forma más fácil de que el coche se mantenga dentro de los límites de la carretera y de que puedas recuperar el control sobre su dirección

Conducir con hielo en la carretera

En general, la mejor forma de evitar el hielo es evitando coger el coche cuando se dan las condiciones propicias para que aparezca en la calzada. Pero como a veces no podemos evitar usar nuestro vehículo, estos consejos que te ofrecemos desde Taxiberia pueden resultar útiles para conseguir llegar a nuestro destino sin contratiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *